divendres, 22 de març de 2013

MARATÓ DE BARCELONA.

Crónica del Miguel;

17 de marzo de 2013,  por fin la tan deseada fecha para muchos corredores populares había llegado, después de muchos meses de trabajo, de medias maratones, de carreras de 10 kilómetros, de todo tipo de entrenamientos,  de tiempo robado a la familia, por fin había llegado... la maratón de Barcelona.
Como no podía ser de otra manera y más corriendo en casa, la participación de los atletas del NEVER ha sido bastante alta, en esta ocasión corríamos, Franc, Albert, José, Sonia, Ceci, Miquel i Miguel el que suscribe la crónica de ésta carrera.

Como de costumbre, la planificación de la carrera la realizamos en un bar cercano a la salida, tomando café y realizando alguna otra visita a los lavabos, ritual que en el NEVER adquiere  una gran importancia, verdad Fran?
A nivel personal tengo que decir que estaba tan nervioso que ni ganas tenia de orinar, más tarde, al paso por la “catedral” de mis amigos culés, me desfogué, lo siento...  pero me pegué una buena meada en el Camp Nou, en mi defensa tengo que decir que no fui el único
Quedo claro que las aspiraciones de todos nosotros era disfrutar de la carrera y poder acabarla, especialmente para mí, Sonia i Miquel que era la primera vez que íbamos a correr una maratón, esto implicaba ser especialmente respetuoso con la distancia, que no temeroso.

Después del segundo ritual... la untada de vaselina, juntos pero no revueltos, nos hicimos las fotitos de rigor del grupo y nos fuimos situando en nuestros cajones para efectuar la salida. Impresionaba ver toda la Avenida María Cristina llena a reventar de corredores esperando su momento para empezar a correr.
El día se presentaba perfecto para correr, una temperatura idónea, sólo la presencia de algunas nubes bastantes feas hacían temer que en algún momento de la maratón aparecería la lluvia, como así fue, por suerte el agua que cayó lo hizo de manera moderada y en ningún momento supuso un inconveniente.

Pistoletazo de salida e iniciamos el ritmo, en los primeros compases se empiezan a marcar los ritmos, Ceci, situado en su cajón cogería ese ritmo típico suyo, lento pero imparable, Albert i Franc se situaron al lado de la liebre de 3:45, la experiencia manda. Los migueles junto con Sonia y José se sitúan un poco más adelantado. 
Al paso del kilómetro 7, zona del Camp Nou, por las paradas “obligatorias” mencionadas anteriormente, el grupo se reagrupa e iniciamos la subida del punto más alto de toda la maratón, curiosa la imagen de un personaje que con un cartel en la mano anunciaba precisamente eso... “El punto más alto de la maratón”.
Al paso de los kilómetros, José, Miquel y Miguel forman un triplete que durante unos cuantos kilómetros harían parte de la carrera.
Al kilómetro 16, las sensaciones son buenas, a pesar de que un ligero dolor en la cadera izquierda, (no me abandonaría en toda la carrera) empieza a hacerse incómodo. Miquel a mi lado, muy concentrado se le veia seguro, Jose un poco más adelante daba la sensación de estar dándose un paseo, tan pronto se le veia en una lateral de la calle como al momento siguiente estaba al contrario. 
Entramos en la Meridiana y despues de cruzarla de un extremo a otro, completamos la media maratón en un tiempo de 01:47, a esta alturas de carrera el grupo se ha distanciado bastante, formamos un doblete Miquel i yo, a continuación venía Jose, Franc i Albert, Sónia i Ceci, al que vimos al cruzarnos en la meridiana.

Después de sumar kilometros, nos plantamos en el 30, zona del Fórum i de la Diagonal, en éste punto habiamos quedado con Jordi que,  por problemas en la rodilla, este año se quedaria sin completar lo que hubíera sido su segundo Maratón (Habra muchas más máquina).
La idea era que nos acompañária a Miquel y a mi, y haríamos los kilometros finales con el apoyo moral que supone tener al lado a una persona dandote ánimos para continuar, hacerte olvidarte el dolor y empujar hacia adelante. 
Pero, no todo puede salir como habíamos previsto, a Miquel le estaba pasando factura la suma de los kilometros y comenzaba a quedarse rezagado.
Después de ponerme morado de plátanos y liquido y encontrarme con Jordi, le pedi que mejor acompañarà a Miquel hasta el final, en ese momento creo que lo necesitaba mas que yo, (a pesar de que eché mucho de menos tenerlos a mi lado). 
A partir de ese momento para mi comenzó una carrera diferente, al quedarme solo no podía  compartir con nadie las sensaciones , la cabeza tenía que estar fria porque entrabamos en la zona del temido muro que tanto había oido hablar, por fin iba a saber que se siente. 

Fuí sumando kilometros, la zona de la Mar Bella se me hizó eterna, aqui empecé a encontrar gente caminado y me acordé de un comentario de Fran sobre los Walking Dead, entonces lo entendí.
Por fin, llegué a la zona d’Arc de Trionf, el paso por ésta zona es especialmente agradable porque la organización junta tanto las vallas que forman una pasillo muy estrecho y el ànimo de la gente se siente muy cerca.
Gracias a Susana i Tere!!!, que en este punto nos esperaban para darnos ánimos, a pesar de que no pudé veros, vuestros gritos  de ánimo y los de la gente que estaba allí  nos daban alas a los corredores.
Justo con la llegada a Plaça Catalunya recibo el primer aviso, en forma de rampa, en el isquio izquierdo que me haría contener la marcha por miedo a romperme, en ese momento mi mayor miedo era tener que abandonar por alguna molestia muscular, sobre todo cuando ya empezaba a disfrutar de esos kilometros finales. 
En cuanto bajaba un poco el dolor, volvia a subir el ritmo, el paso por la plaza Catalunya, portal de l’Àngel y Catedral es increible con tanta gente animando!!!. 
Al paso de la Catedral veo una ambulancia de la Cruz Roja y les pido que me rocien de reflex les zones más doloridas, en ese momento, la cadera me bullia y los isquios comenzaban a quemar, tanto una pierna como la otra.
Al llegar a la estàtua de Colon, empiezo a creer que aquello se puede hacer, fué enfilar la recta del paralelo y ver el pebetero de plaça Espanya que me entró un no sé qué,,, aumenté el ritmo pero al poco las dichosas rampas vuelven a recordarme que estan ahi y aflojo, lo tengo muy cerca para pararme...
En el 41 iba bastante tocado con los isquios, pero la verdad, llegados a éste punto piensas... aunque sea arrastrandome acabo. Tambien ayuda muchisimo la gente gritando tu nombre y repitiendo que ya no se podía abandonar. 
La llegada a la rotonda de Plaça Espanya es increible!!! Se sienten unas emociones que te ponen los pelos de punta, no sabes si llorar de emocion o reir de satisfacción, aunque te duele hasta el alma sacas fuerzas de donde no se sabe.
Con la mirada buscaba entre la gente hasta que veo a mi hijo que me està esperando, le llamo y se pone a mi lado, juntos hacemos los metros finales y entramos en meta... brutal!!!! No sabia si reir o llorar y al mismo tiempo me dolía todo, continuamos caminando, saludando y recibiendo felicitacions de gente que no conocia, al llegar a la zona de las medalles me encuentro con José Luís un compañero de Trabajo que tambien ha finalizado con un tiempo de 03:27, nos felicitamos mutuamente y nos vamos al guardarropa.
Una vez allà, nos encontramos con Fran que me comenta que ha tenido que abandonar porque estaba rebentado, una lastima!!!... però hay que entender que hacía 15 dias había terminado la maratón de Sevilla. 
Poco a poco nos vamos encontrando todos, Miquel que ha podido acabar la carrera a pesar de las molestias de la rodilla, Albert muy hecho polvo però tambien finisher .... Jose y, Sónia fresca como una rosa y sin paraguas a pesar de la lluvia... jejeje.
Para finalizar quiero felicitar a todos aquellos que acabaron el maratón, el hecho de acabarla ya es motivo de orgullo y hace que todos seamos unos autenticos campeones.
La fiesta no pudo ser completa, lamentablemente la muerte de un corredor popular de 45 años de l’Hospitalet, empaño lo que tenia que haber sido el dia grande del deporte popular, desde estas humildes lineas nuestro mas sentido pesame a la família.
Los tiempos finales  fueron los siguientes:
Los veteranos en la maratón
Cecilio: 4:53:25
Albert . 3:47:30
Fran: Se tuvo que retirar en el 30, una mezcla de pajara, cansancio (hacia poco había corrido la maratón de Sevilla y resfriado entre semana no le dejaron dar todo su potencial), habra muchas mas amigo.

Por parte de los novatos:
Miguel-on: 3:33:51
Miquel: 3:41:47
Sonia: 3:58:51
Ahora toca descansar y recuperarse amigos,  ir fijando nuevos objetivos...mitja del maresme, Bombers, La maquinista,  preparar alguna nueva maratón.... Sevilla....Madrid, un abrazo y Força Never!!!!










1 comentari:

abuelo runner ha dit...

Mi enhorabuena a todos por ese maraton... sois unos fenomenos y unos tios cojonudos donde los haya.